¿Por qué es mejor hacer un curso con ustedes que ir a aprender al País de origen de ese idioma?

 

  • Hemos creado un entorno, en el cual a todas las horas del día sólo se habla y se escucha el idioma a aprender.
  • No se pierde el tiempo fuera de las clases.
  • El alumno sigue practicando y aprendiendo el idioma en un ambiente controlado siempre acompañado por el profesor.
  • Fuera de la clase, el alumno no se encontrará nunca sólo, sin posibilidad de practicar, cosa que puede ocurrir si uno se encuentra en otro país.
  • El horario es igual al de una jornada típica en España (aunque la jornada es un poco más intensa).
  • La comida es totalmente Española.
  • El clima en el que se sitúa el alumno es el mismo que en su lugar de residencia habitual.
  • Todos los factores se han estudiado para que contribuyan a la comodidad y por lo tanto, a un mayor aprovechamiento de la estancia.
  • Llegar a cualquiera de nuestras sedes es muy fácil, sin necesidad de pasar por aeropuertos internacionales, ni hacer incómodos trasbordos, ya hemos comprobado en nuestra vida profesional que son situaciones que cansan demasiado.
  • El alumno se encontrará lejos del estrés de su trabajo, desconectando de las interferencias diarias pero no demasiado alejado de su casa.
  • Al quitar las incomodidades, la concentración es máxima.

¿Por qué han elegido Panticosa o Pals para impartir sus cursos?

  • Son lugares aislados, tranquilos y bien comunicados.
  • Llevamos suficiente tiempo trabajando con estos hoteles para saber que sus instalaciones son idóneas y el personal que trabaja en ellos conoce y comparte perfectamente nuestro cometido.

Parecen muchas horas de clase, ¿es la mejor forma de aprender?

  • Para la mayoría de los profesionales ir a vivir a otro país no es una opción posible.
  • Aprender correctamente un idioma requiere constancia, regularidad y mucho tiempo.
  • Está demostrado que acudir 3 o 4 horas semanales a clase, aunque es un buen sistema de apoyo, no ofrece los resultados óptimos por los motivos siguientes:
    Un profesional no puede ofrecer una constancia absoluta debido a sus viajes, reuniones y demás compromisos con su trabajo.
    2. La mayoría de las veces el alumno llega cansado a la clase y poco concentrado, el profesor intentará captar su atención y mantener su motivación pero es muy difícil conseguirlo.
    3. El alumno nota la sensación que se queda parado, no avanza.
  • Nuestro sistema ofrece resultados rápidos.
  • El alumno tiene el “chip” cambiado desde el primer momento practicando y viviendo el idioma (aprovecha el idioma al 100%). Seguirá una línea muy estructurada, exclusivamente enfocada a aprender y practicar. Todos los temas y ejercicios forman parte de un único proceso que tiene como finalidad manejar con soltura el idioma.
  • Una semana a este ritmo y en el especial entorno que proponemos, permite que el salto hacia adelante sea una realidad. Hemos comprobado que seis días con nosotros equivale a 6 o 9 meses en una academia normal con 3 o 4 horas semanales de clases.
  • Al final del curso el alumno percibe un notable avance en su nivel, pero transcurridas seis semanas comprobará que el avance es todavía mayor una vez asimilado todo.

¿Por qué no están sus sedes más cerca a las grandes capitales?

  • Es imprescindible alejar al alumno durante su curso del lugar habitual de trabajo.
  • Antes teníamos cursos más cerca de Madrid y Barcelona y comprobamos que el alumno recibía más llamadas e incluso muchas ocasiones se le pedía que acudiese a su empresa a resolver problemas.
  • Sin embargo se puede llegar a nuestras sedes en coche cómodamente y en caso de urgencia las comunicaciones (fax, e-mail, teléfono) son fluidas.
  • Las cursos NO parten dos fines de semana.
  • Antes los cursos comenzaban en jueves y era realmente cansado para el alumno porque venía directamente del trabajo. Es muy importante poder disfrutar de un día de relax para descansar del trabajo antes de ponerse en nuestras manos, por eso comenzamos el domingo.
  • Actualmente los cursos terminan los viernes por la tarde, lo que da al alumno tiempo para realizar el viaje de regreso y descansar todo el fin de semana antes de incorporarse de nuevo al trabajo.

¿Tan sólo 6 días de curso?

  • Son 6 días muy intensos. El alumno está ocupado, practicando y aprendiendo el idioma a cada momento.
  • Se recibe mucha información y se requiere tiempo para asimilarla.
  • Cuando antes hacíamos los cursos de 8 días, comprobamos que a partir del sexto día el alumno se cansaba, bajaba su atención y ya no aprovechaba las clases.
  • Seis días más conveniente porque el alumno está sólo cinco días fuera de sus trabajo.
  • Una vez hecho el curso intensivo es mejor dejar 2 o 3 meses para asimilar todo lo aprendido antes de repetir otro curso, que partiría del nivel adquirido en el primer curso.

¿El sistema es válido para cualquier nivel en el idioma?

Sí, porque cada alumno tiene su propio objetivo definido por su nivel actual y necesidades específicas con el idioma. Por ejemplo:

  • Para el que parte de cero, supondrá una base sólida que le servirá como un fuerte impulso que le va a permitir coger el camino idóneo para seguir aprendiendo correctamente en el futuro.
  • Para alumnos que tienen los conocimientos teóricos pero les falta práctica es el sistema que les va a proporcionar experiencia suficiente en sus contactos con el extranjero.
  • Para los que buscan adquirir confianza en sus contactos en otro idioma, les proporcionamos las herramientas para que pueda atacar y no tan sólo defenderse.
  • En casos especiales, por ejemplo, en niveles muy altos la atención es absolutamente personalizada, proponiéndoles las prácticas adecuadas y entrenándoles incluso para situaciones concretas de negociaciones, presentaciones, conferencias y contratos importantes.

¿Realmente se adaptará a mi nivel y necesidades?

  • Empezamos a adaptarnos a sus necesidades específicas en el momento en que hace su reserva.